Quemados y Secuelas

Pocas lesiones son capaces de producir tal alteración como lo son las quemaduras y sus secuelas.

Los quemados agudos en nuestro país en general son tratados en centros de alto volumen y dependiendo de la localización y la extensión de la lesión va a estar asegurado su tratamiento.

Posterior a la fase aguda, ya nos enfrentamos al tratamiento de sus secuelas, que pueden abarcar distintas partes de la anatomía, dependiendo de la lesión original.

Al igual que en el tratamiento de cicatrices, el tratamiento de las secuelas en pacientes quemados va desde el tratamiento médico y kinésico, hasta las intervenciones quirúrgicas, que van a depender de la alteración tanto estética como funcional que presente el paciente.

Así las alternativas quirúrgicas posibles van desde el tratamiento de cicatrices, ya sea con la resección y cierre, uso de injertos, hasta el uso de matrices dérmicas y colgajos, que consiste en la transferencia de piel vascularizada de un sitio sano para poder reemplazar la zona afectada.

Abrir chat
Consultanos