Lipoinyección

La transferencia de tejido adiposo tiene distintas aplicaciones en cirugía plástica, tanto estética como reconstructiva.

En cirugía estética puede ser utilizada como tratamiento por sí solo o como adyuvante.

En contorno facial puede ser utilizada para rellenar áreas tales como pómulos, surcos nasogenianos, “ojeras” y mentón.

En la región torácica puede ser utilizada para aumentar áreas más bien localizadas en la mama, puede usarse en conjunto con los implantes mamarios para optimizar el resultado, o como tratamiento para aumentar volumen, cuando no es tanto el volumen requerido o cuando se quiere evitar el uso de implantes mamarios. Asimismo tiene gran aplicación en cirugía mamaria reconstructiva, logrando complementar distintos tipos de tratamiento. En hombres también está descrito su uso en lipoinyección pectoral, mejorando el contorno torácico anterior.

En la cirugía de aumento y remodelación glútea, la lipoinyección tiene un uso amplio, pudiendo utilizarse por sí sola para aumento de volumen glúteo, en general asociado a liposucción de dorso; o puede utilizarse en conjunto con los implantes glúteos.

Por último, puede ser utilizada en pantorrillas en casos donde se desea aumentar el volumen de estas, ya sea por déficit secundario a alguna patología, o por una motivación desde el punto de vista estético.

Para cualquiera de estas intervenciones se utiliza el tejido adiposo obtenido a través de la liposucción, se procesa mínimamente eliminando el líquido excedente, y se realiza la lipoinyección según la planificación preoperatoria.

Abrir chat
Consultanos